Reglamento General de Protección de Datos.

La entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la UE representa el cambio más significativo de la ley de protección de datos en la UE, y globalmente, en los últimos años. Damos una visión de los cambios claves introducidos por el Reglamento y las áreas críticas a tener en cuenta al prepararse para el cumplimiento.

El Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (RGPD) entró en vigor en mayo de 2016 y es aplicable desde mayo de 2018.

Introducido para seguir los avances del panorama digital moderno, el propósito del nuevo RGPD es doble:

  1. Mejorar la confianza del consumidor en las organizaciones que guardan y procesan sus datos personales. De este modo, se refuerzan sus derechos de privacidad y seguridad sistemáticamente por toda la UE.
  2. Simplificar el libre flujo de datos personales en la UE. Esto se realiza mediante un marco sistemático y coherente de protección de datos en todos los estados miembros.

Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales.

Los responsables y encargados de su tratamiento deben preparar y adoptar las medidas necesarias. No solamente han de reunir las condiciones indispensables para cumplir con las previsiones del RGPD. También han de cumplir con la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales (LOPDGDD).


SIQURË puede asesorarle en todos los aspectos del RGPD y de la LOPDGDD:

  • El principio de responsabilidad proactiva y el enfoque de riesgo.

  • Las bases de legitimación para el tratamiento de datos.

  • Transparencia e información a los interesados.

  • Derechos: acceso, rectificación, cancelación/supresión, oposición, portabilidad, olvido, y limitación del tratamiento.

  • Relaciones entre el responsable y el encargado del tratamiento.

  • Medidas de responsabilidad activa.

  • Transferencias internacionales.

  • Tratamiento de datos de menores.

  • Derechos digitales.

  • Auditoría del sistema de protección de datos personales.

Más información